Prevención inicio


 

El tabaquismo se puede prevenir. Podemos ayudar a los y las adolescentes y población adulta joven a decir no al tabaco. Si las personas jóvenes no empiezan a consumir tabaco antes de los 26 años, lo más probable es que nunca lo hagan. Las personas fumadoras que dejan de fumar antes de los 30 años repararán la mayoría de los daños a la salud causados por el tabaquismo.

¡Es posible crecer sin tabaco!

Hacia una generación sin tabaco