Enfermedades vasculares

Las enfermedades vasculares afectan a las arterias y a las venas, que son los vasos o conductos por los que circula la sangre para llevar a todo el cuerpo el oxígeno y las sustancias que necesita para funcionar.

En las enfermedades vasculares, las arterias se van estrechando u obstruyendo. Como consecuencia de todo ello, la parte del órgano a la que no llega la sangre se queda sin oxígeno y se daña o muere, funciona peor o deja de funcionar. Como en la angina de pecho, infarto de miocardio, ictus, etc.

Aprender a vivir con la enfermedad exige tiempo, ayuda y la decisión de tomar las riendas en el cuidado de nuestra propia salud.